Crítica: Dos buenos tipos

 

dos tipos

En 1977, el coche de una actriz porno rueda colina abajo atravesando la casa de un niño que casualmente observa el desplegable de dicha actriz en una de las revistas de su padre. Así da comienzo esta comedia ligera y divertida, en la que un matón a sueldo (Crowe) y un detective (Gosling) se ven obligados a trabajar juntos para descubrir una enrevesada red de crímenes.

Nada más terminar de ver la película, y también durante esta, no podía dejar de pensar en cómo el ritmo me resultaba familiar; los giros, el dúo cómico, los juegos de pistolas y enfrentamientos, todo me recordaba a una película que ya había visto antes; y efectivamente así era, me recordaba a otra obra del mismo director Shane Black  y esta era “Kiss kiss bang bang”.  Al igual que en la anterior obra, Black cumple con un film lleno de humor y de acción (siempre con un tono absurdo) que no deja que separemos la vista de la pantalla, ya que los golpes de Crowe y los locos gestos de Gosling hacen que rías y te emociones a partes iguales, bueno, quizás riamos un poco más de lo que nos emocionamos.

289536.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Dejando un poco de lado el film, del cual poco hay que decir, más que se trata de una comedia policíaca muy divertida y que funciona para despejar la mente y echar unas risas, me gustaría hablar un poco de la evolución de sus dos protagonistas como actores. Por un lado, el veterano Crowe, quien envejece en el cine de forma bastante respetable, algo que no podemos decir de muchos héroes del cine de acción; es cierto que ha tenido trabajos no muy buenos en estos años, véase Cuentos de invierno, El hombre de los puños de hierro, pero después hace cosas como esta, una comedia sencilla y sin pretensión a ser nada mas que eso y no puedo dejar de lado su actuación en Los miserables y su pequeño papel en El hombre de acero los cuales deja patente la calidad de este actor, quien no solo trabaja para pagar las facturas.

null

 

Hablando ya del del chico guapo de Crazy, stupid, love, estamos ante un fantástico actor, que se ha visto en ocasiones encasillado por papeles románticos, pero al que podemos ver en films mucho mas serios e independientes y quien incluso de ha aventurado a dirigir con su film Lost River de la cual hablaremos en otro momento. Sin duda, me gustaría destacar su trabajo con Nicolas Winding Refn en Drive y su actuación en Blue valentine en ambas vemos las grandes dotes de este joven actor, al que veremos en la secuela de Blade Runner  y esperemos que en muchas más películas alejadas del tema romántico.

Para despedirme, espero que dejéis vuestros comentarios sobre la película (si la habéis visto) y que me contéis vuestra opinión sobre ella y sobre los actores que en ella trabajan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s