Crítica: Objetivo: Londres

Objetivo_Londres-904301045-largeExisten muchos modos diferentes de abordar esta película, y busco el menos dañino para esta, pero me resulta imposible. Yo soy un amante del cine de acción, películas como Jungla de cristalMisión imposible me fascinan, disfruto mucho con ellas, sin esperar una trama muy elaborada ni profundidad en los personajes; solo busco acción y entretenimiento, un trabajo bien realizado con un guion estable y unas interpretaciones acordes al papel a desarrollar; pero en esta película no puedo sacar ni un guion estable, ni interpretaciones salvables y ni siquiera entretenimiento, solo acción gratuita y sin ningún fondo ni sentido.

En este film nos encontramos de nuevo en la misma situación que en la película anterior, unos terroristas atacando al presidente de los Estados Unidos, esta vez parecen ser árabes, aunque el film no se moja y prefiere no dejar claro quienes son. En ningún momento sabemos el motivo de todos estos ataques, solo matar por matar y con eso termina el argumento de la película. Una película en la que lo mejor son las coreografías de lucha y enfrentamientos armado, y lo peor es todo lo demás; unas conversaciones surrealistas, efectos especiales de muy baja calidad y unos chistes en boca de Butler que no hacen gracia a nadie y una especie de subtrama de infiltrado que termina de la forma mas espantosa posible.

weone-foto-galeria-8611full-hfzfd8rxhbtyecos_2ayw

En lo referente al casting, es de risa, le damos 4 o 5 planos a actores como Morgan Freeman otros a Melissa Leo y Jackie Earle Haley poniendo caras de “esto no puede estar pasando” y con eso los tenemos en los carteles. Y para la acción volvemos a contar con el héroe por excelencia que esta en el peor momento de su carrera y al que aconsejaría insistentemente que vuelva a trabajar a las ordenes de directores como Guy Ritchie o Zack Snyder, porque después de esto, pocos films podemos salvar de su filmografía. Si, estamos hablando de Gerard Butler, el mismísimo Leónidas  nos la intenta colar haciéndose pasar por un John McClane vitaminado que no engaña a nadie.

En definitiva, un film insulso que no aporta nada al género y que lo único que consigue es robarnos una hora y media de nuestra vida. Finalmente os dejo el trailer aquí aunque no os dejéis engañar por él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s