Crítica: Peter y el dragón

peter_y_el_dragon-cartel-6982.jpg

Peter y el dragón nos lleva a vivir las aventuras de Peter y su amigo Elliot, un dragón de color verde y que se hace invisible. Ambos viven en el bosque apartados de la sociedad hasta que el pequeño Peter se encuentra con una guardabosques (Bryce Dallas Howard) que pretende rescatarlo pensando que este está en apuros. El problema comienza cuando Elliot va en busca de su fiel amigo y se topa con un grupo de talladores que están acabando con el bosque, y estos, deciden dar caza al dragón.

Esta película es una historia de amistad que podríamos comparar con el film de animación Como entrenar a tu dragón, pero en la que Peter saldría perdiendo. No estamos ante un film desastroso, pero quizás no era lo que me esperaba. Esperaba una bonita historia de amistad que emocionase e hiciese llorar, pero a cambio me encontré con un film que se esfuerza tanto por emocionar que no lo consigue, lo intenta con demasiadas fuerzas y esto te saca de la aventura. Una aventura mil veces contada y en la que no ocurre nada.

Peter-y-el-dragón-2.jpg

En cuanto a los puntos fuertes de la película destacan la personalidad del dragón, simulando la de un perro y la realización digital del mismo, la cual lo hace risueño a la vez que fiero, algo muy diferente al de la versión clásica, pero que también funciona perfectamente. Y otro de los puntos fuertes son los papeles de Redford y de Dallas Howard que les dan un toque de cariño y de esa relación padre-hija.

En cuanto a los puntos flojos de la película y por lo que apenas me ha gustado el film, so: su protagonista, un niño sin ningún carisma, que no transmite nada y que solo sonríe y aúlla dejándote frío durante toda la película. Y el otro punto débil de la película es la banda sonora, aunque quizás no sea la banda sonora, sino el exceso de banda sonora lo que hace que sea mala. Todo lo que no transmite el actor protagonista lo intenta compensar la música de la película y esto acaba siendo pesado y te saca a veces de la historia. Por último, el papel de Karl Urban, es lo más sobreactuado y fuera de lugar que hay en la película, un personaje que no encaja de ninguna manera, o que quizás no esté bien desarrollado.

057391.jpg

En fin, una película sencilla y que pretende ser más de lo que realmente es, tal vez en la mente de los más pequeños sea una película de infancia, pero para los mayores no quedará ni un recuerdo de esta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s